LO ÚLTIMO

1 Camisa blanca: 3 formas de usar


Una camisa blanca es una prenda básica e incluso es uno de los “ Ítem” que toda mujer debería tener. Toma en cuenta que las camisas blancas son tan versátiles que las podrás combinar con pantalones de vestir, pantalones de mezclillas, vestidos y  lograr infinidades de atuendos diferentes, siempre que sepas cómo combinarlas.

En resumen, me atrevería a decir que una camisa blanca te dará ese cambio instantáneo a cualquier atuendo que utilices. 

Recomendaciones Generales:
  1. Toma en cuenta que tu camisa blanca siempre debe estar limpia, bien blanca y sin arrugas. Lo mejor que puedes hacer es invertir en una pieza de estas, con calidad, después de todo es mejor “calidad que cantidad”.
  2. Reconoces la frase que dice “los polo opuesto se atraen”  Bueno esa es la misma regla que vas a tomar en cuenta a la hora de elegir una camisa blanca para ti. Esto quiere decir que los cuellos de camisa que irán mejor contigo serán normalmente los que son opuestos a tu tipo de rostro. Es decir si tu rostro es redondo aléjate de llevar camisas con cuellos redondos. Tu mejor opción serán las camisas de cuellos angulares y un tanto alargados estos te ayudarán a lucir más estilizada y así sucesivamente.   
  3. No olvides que si tienes mucho busto, es mejor que te asegures que te puedes cerrar completamente la camisa al ser abotonada, recuerda que estas no deben crear arrugas. Si llegará a sucederte esto, es mejor que busques camisas cruzadas, de corte imperio o camisas entalladas especialmente para tu tipo de cuerpo. 
  4. Si eres una mujer rellenita o gordita toma en cuenta optar por camisas blancas que sean cortas es decir que te lleguen por encima de tus caderas nunca más debajo de estás, otra excelente opción para ti serían las camisas blancas cruzadas (wrap shirt). Si opta por escotes profundos en “Pico o V” automáticamente lucirás estilizada, huye de llevar camisas con diseños o bolsillos demasiado grandes.
  5. Las camisas mangas largas le favorecen a cualquier tipo de mujer a todo el mundo “literalmente”. Pero si quieres un cambio radical como lucir más delgada visualmente una excelente opción es buscar camisas de mangas ¾ (esas que llegan a la altura de tus codos). Y no te olvides que el ancho de la manga tiene que quedarte entallado a tu brazo más nunca apretarlo en resumen debe quedarte justo.
Look 1:
¿Por qué no? Afilas tu figura con una falda que transmite feminidad y mucho estilo, las faldas estilo lápiz  o ceñidas sutilmente a tu silueta, es una apuesta segura, sólo toma en cuenta que si eres de “baja estatura o petite” como yo, es mejor utilizar tu falda preferida unas pulgadas arriba de tus rodillas, esto automáticamente te hará lucir mucho más alta visualmente. Adicional a esto, elige una falda en una tonalidad que esté de moda, en este caso elegí una mini falda color menta o si prefieres puede elegir faldas con estampados u otro color que te encante, la idea es darle tu toque personal. Seguramente tienes tops básicos, entonces ¿Por qué no? Elegirlos en un color como negro u cualquier otro y metes el excedente dentro de la falda, al ser una falda de talle alto, te hace lucir totalmente “arreglada”. No olvides agregar nuestra pieza estrella la camisa blanca, utilízala cómo chaqueta o “blazer” no te olvides accesorizar, con tus complementos favoritos en este caso añadí unas sandalias planas, un lindo sombrero y un pequeño bolsito tipo mensajero. Un atuendo así es perfecto para una salida casual con amigas, cine, ir de compras etc. 

Look 2:
Una de las prendas más  básicas que nunca pasará de moda y que toda mujer debe tener en su armario al igual que una camisa blanca, es un vestido negro también conocido como “Little black dress”, por ello un atuendo perfecto para ti podría ser, tu vestido negro favorito, sólo cerciórate de que este te quede justo a la medida, ni muy grande, ni muy pequeño, recuerda que el vestido en cuestión debe vestir tu figura sutilmente, mucho cuidado si tu vestido te crea “rollitos”. Entonces, combina tu vestido favorito con tu camisa blanca, agrégala como una chaqueta más ¿la diferencia? Es que está puede ir anudada, este toque tan “pequeño” le dará un twist a tu atuendo automáticamente. Opta por sandalias o zapatos altos, o si prefieres flat o sandalias planas tú eliges, todo dependerá a dónde vayas a ir. Para complementar, agrega un lindo sobre o clutch para darle  un toque más arreglado, moderno y a la moda.  Un atuendo como este viene perfecto para ir a un almuerzo con amigas, una salida de noche entre otras actividades, todo dependerá con lo que te sientas cómoda.

Look 3:
Los leggings, una famosa prenda de vestir que destaca por su sencillez y comodidad, este tipo de pieza le favorece a todas las morfología de cuerpo, la puedes utilizar con muchas prendas y una camisa blanca no sería la excepción. Entonces, si tu camisa te queda lo suficientemente larga no olvides utilizarla a juego con leggings, eso sí, no olvides que los leggings no son pantalones por ello es necesario que tu camisa, tape tu parte trasera. Por otro lado, si quieres darle un cambio radical a ese atuendo tan sencillo, opta por unos leggings con estampados, estos generalmente tienen mucha personalidad y te darán el toque que estás buscando. Si quieres definir tu cintura añade a tu camisa blanca los cinturones delgados o “skinny belt” estos, serán tu mejor opción. No te olvides agregar tus complementos favoritos, una sugerencia importante si tus leggings son estampados, cerciórate de que tus zapatos sean de los más sencillos para no caer en exceso, recuerda menos es más. 

NOTA IMPORTANTE: ¡Hola chicas!, como pueden ver hice unos "Outfits" con  prendas de vestir de mi armario, ojala les sirva de algo, por otro lado esta será una nueva sección en el blog básicamente tratará de (una prenda en cuestión y le mostraré 3 formas diferentes de combinarla o usarla. Disculpen la calidad de las fotos no tengo cámara y hago lo que puedo, por otro lado mi proyección no es la mejor, ya que soy medio tímida para las fotos pero iré desenvolviéndome LO PROMETO. ¡Ah! tampoco es que tenga mucha ropa pero hay que ser creativa con lo poco que tenemos, después de todo no se trata de tener miles de prendas sino saber cómo sacarle provecho a cada una de ellas. 


¿Qué les parece la idea?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada